La planta de tratamiento y gestión de plástico PET de Circularis ha sido declarada recuperador de envases termo-conformados de plástico PET – bandejas alimentarias- de origen postconsumo por la Fundación Plastic Sense, dentro de la certificación Ecosense. Los envases de PET termoconformado son uno de los envases de PET de uso alimentario más frecuentes, llegando a representar hasta el 30% del flujo de envases recuperado en las plantas de selección de plásticos. Una vez recuperados estos envases se acondicionan para su posterior gestión por un reciclador homologado.

 

La certificación Ecosense promueve la economía circular de las bandejas termo-conformadas de PET, uno de los principales formatos de envase alimentario. La fundación Plastic Sense tiene el objetivo de dar transparencia y visibilidad a la labor realizada por las empresas del sector respecto a la cadena de valor de la bandeja alimentaria de PET en materia de Economía Circular.